El Despliegue Continuo de Versiones versus El Despliegue durante una Ventana de Versión

Esta publicación de blog trata sobre las consideraciones de tiempo para el despliegue de Cambios en la infraestructura de TI, específicamente el procesamiento por paquetes de versiones en una 'Ventana de Versión' (definida a continuación), por un lado, y el despliegue continuo de Versiones en la infraestructura de TI, por otro.

El despliegue durante una Ventana de  Versión

Una Ventana de Versión es un período de tiempo acordado para desplegar Versiones en un entorno de TI (por ejemplo, cada jueves o una vez cada dos semanas). Dependiendo de las demandas empresariales de cada empresa, las Ventanas de Versión pueden programarse semanalmente, quincenalmente, mensualmente, etc.

Normalmente, cuando se programan las Versiones, se agrupan por paquetes y se despliegan simultáneamente. Este procesamiento por paquetes de Versiones ofrece la oportunidad de reducir el tiempo medio de caída (para el mantenimiento) de los sistemas de TI críticos y es uno de los principales beneficios de este enfoque.

Esto se hace a expensas del tiempo necesario para desplegar un Cambio, mientras se espera la llegada de la siguiente Ventana de Versión. Por supuesto, las Versiones de Emergencia no suelen estar sujetas a una Ventana de Versión, sino que se despliegan de forma rápida.

Otra ventaja es que limita el cambio en la infraestructura de TI a tiempos específicos y, por lo tanto, promueve la estabilidad.

El Despliegue Continuo

En un entorno de Despliegue Continua de Versiones , cada Versión se despliega cuando está lista para desplegarse y se acuerda una hora/fecha adecuada para el despliegue de la Versión.

El Despliegue Continuo de Versiones permite un despliegue más rápido en el entorno empresarial, ya que normalmente hay menos tiempo de espera entre una Versión que está lista para el despliegue y el despliegue real en la infraestructura de TI. Se podría argumentar que se necesita un poco menos de planificación y gestión por el equipo de TI.

Sin embargo, existe la posibilidad de una mayor inestabilidad de la infraestructura de TI, así como una mayor presión en la recopilación de todos los recursos necesarios para cada Versión, debido a las actividades de despliegue más frecuentes. En última instancia, el Despliegue Continuo de Versiones puede actuar como un desencadenante de mayores interrupciones imprevistas en la infraestructura de TI y en las actividades empresariales en su conjunto.

Tags: 

Categories: